sábado, 3 de diciembre de 2011

.

Nadie se levanta por la mañana queriendo a alguien
y deja de quererle a la hora de la siesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario